Veinte años de finanzas públicas en la Provincia de Buenos Aires

 

El pasado mes de julio fue caótico para la administración pública de la Provincia de Buenos Aires. El agónico pago del aguinaldo es tan solo una postal de una realidad que muestra obra pública parada y proveedores con atrasos muy importantes en los cobros.

Mucho se ha discutido respecto de si el problema era de tipo estructural (por el atraso en la coparticipación que recibe la Provincia de la Nación) o coyuntural por el enfriamiento de la economía, pero lo cierto es que falta un análisis riguroso de la evolución de los ingresos y gastos, como así también, de los determinantes de los mismos.

El propósito de esta nota es el de mostrar los números relevantes, discutir la naturaleza del problema y analizar la evolución probable de las finanzas provinciales

Evolución del gasto

Como podemos apreciar en el siguiente gráfico, el gasto público de la Administración General  en términos reales ha venido subiendo casi sistemáticamente durante los últimos 20 años

Fuente; Construcción propia en base a Contaduría General de la Provincia, INDEC + Santa Fe

La excepción es obviamente el año 2002 cuando,  producto de la inflación generada por la salida de la Convertibilidad, el gasto cayó, siempre en términos reales un 35,3%.

Fuente; Construcción propia en base a Contaduría General de la Provincia, INDEC + Santa Fe

La tasa del crecimiento del gasto, como muestra el gráfico anterior, fue creciente en los ’90 hasta la crisis del Tequila, recuperó el sendero creciente hasta la crisis de fines de siglo, fue negativa y prácticamente nula a la salida de la Convertibilidad, pero creció fuertemente entre 2004 y 2009. La tasa de crecimiento desde entonces viene cayendo, pero siempre se mantiene en el terreno positivo, indicando que en términos reales, el gasto siempre crece.

 

Los ingresos

La Administración General  tiene recursos de tipo tributario y no tributario, de origen provincial y nacional (básicamente coparticipación)

En esta sección analizaremos exclusivamente los ingresos tributarios, por ser los más relevantes desde el punto de vista de la política pública.

Como puede apreciarse en el gráfico que aparece debajo de este párrafo, los ingresos de origen nacional siempre fueron crecientes, salvo en las crisis del 2002 y del 2009. Los de origen provincial, por su parte cayeron solo en las crisis del Tequila (1995) y del 2002, por lo que en los últimos 2 años se ha producido una brecha a favor de los recursos provinciales y en detrimento de los nacionales.

La correlación entre ambos es no obstante sumamente alta y los datos no soportan la hipótesis de que la provincia reciba menores ingresos de coparticipación, sino todo lo contrario, puesto que entre 1991 y 2011 los mismos han crecido un 161% en términos reales.

Fuente; Construcción propia en base a Contaduría General de la Provincia, INDEC + Santa Fe

 

Prociclicidad de los ingresos

Un punto muy importante es la enorme dependencia de los ingresos tributarios nacionales respecto del nivel de actividad (evolución del PBI) y de los provinciales en relación al Producto Bruto Geográfico (PBG).

En rigor, el nivel de actividad en la provincia guarda estrecha relación con el de todo el país, como puede apreciarse en este gráfico

Fuente; Construcción propia en base a Mrio de Economía Bs As. e  INDEC

 

Tanto el PBI como el PBG han sido computados en logaritmos, puesto que de ese modo puede interpretarse muy fácilmente la relación entre las variables, descripta por la ecuación del ángulo superior derecho del gráfico.

Traducido al castellano, lo que esa ecuación dice es que por cada 1% que aumenta el PBI, el producto bruto geográfico crece 1,02%, de modo que sobre reacciona ligeramente al nivel de actividad nacional.

El número que aparece debajo (R2) indica que el 99% de la varianza en el PBG puede explicarse por cambios en el PBI, lo que en términos prácticos es equivalente a decir que ambas variables son hermanos gemelos.

En particular, los ingresos provinciales no solo dependen crucialmente del nivel de actividad, sino que sobre reaccionan a los cambios en el PBI, como puede verse en el próximo gráfico

Fuente; Construcción propia en base a Mrio de Economía Bs As

De nuevo, lo que la ecuación del ángulo superior derecho dice es que cada 1% que crece el PBG, la recaudación crece un 1,15%.

El problema es que cuando la actividad económica provincial cae, también lo hace la recaudación y siempre de manera más que proporcional.

Prociclicidad del Gasto

El gasto público por su parte también presenta un comportamiento estrechamente relacionado con el nivel de actividad, cosa que ya podía ser sospechada en los gráficos anteriores

Más precisamente, cada 1% que crece (cae) el Producto Bruto Geográfico de la Provincia, sube 1,14% (baja) la recaudación de impuestos de origen provincial.

Fuente; Construcción propia en base a Mrio de Economía Bs As. y Contaduría General dela Provincia

 

Evolución conjunta de ingresos y gastos

Mirando conjuntamente los ingresos y gastos de la provincia (base 1991=100) en los últimos 20 años, puede verse el comportamiento conjunto de ambas variables hasta el año 2008, con una ligera superioridad del gasto en la crisis del 2002 (comportamiento anticíclico).

Desde el 2008 en adelante, no obstante, lo que se aprecia es una suba del gasto por encima de los ingresos,  sobre todo de los de origen nacional.

La explicación de este fenómeno tiene que ver con que en promedio, en los últimos tres años, los recursos de origen nacional solo se incrementaron un 1,5% en términos reales por año, mientras que los provinciales lo hicieron al 5,73% anual, en un contexto en que el gasto en términos reales subió un 7.68%.

Seguridad Social

En materia de seguridad social (IPS, IOMA y Caja de Policía), lo cierto es que el gasto si bien sube fuertemente (se multiplica por 8,26 entre 2001 y 2011), e incluso a una tasa mayor que el resto del gasto, presenta una notable correlación con los ingresos, lo que le ha permitido al sistema acumular un superávit de 3.613 millones en las últimas dos décadas.

Incluso más, el gasto de la seguridad social se duplicó en términos reales en los últimos 10 años.

Perspectivas futuras

La provincia se encuentra en una situación complicada porque en los últimos 3 años la tasa de crecimiento del gasto, en términos reales,  ha sido del 7,6% en promedio, mientras que lso ingresos tributarios (propios y de jurisdicción nacional) se han expandido al 5,7% en ese período.

Este comportamiento ha generado un déficit fiscal nuevo de 6,5% en relación al gasto.

Ahora bien, en los primeros 8 meses del año, siempre de acuerdo al presupuesto efectivamente ejecutado (datos de la Contaduría Gral de la Provincia), la administración central lleva erogados 78.941 millones de pesos, lo que representa un incremento del 18.5% respecto de igual período del año pasado.

Si consideramos que la inflación (Santa Fe) fue del 20,02% en el período, pues el gasto está mostrando una contracción en términos reales del 1.5%.

Por el lado de los ingresos tributarios, los de origen provincial crecieron un 28,44% en los primeros ocho meses del año en curso, mientras que los nacionales lo hicieron en un 24,12%.

Los ingresos de la seguridad social (incluido IOMA) crecieron 29,2% en este lapso.

Los  ingresos no tributarios (tasas, derechos, etc.) crecieron solo 15,5%

La caída fuerte es en las transferencias, y en particular en las del Gobierno Nacional no relacionadas con el régimen de coparticipación. Al mes de agosto del 2011 se llevaban girados 3.574 millones de pesos, pero a la misma fecha del corriente la cifra asciende solo a los 19 millones, demostrando que las relaciones entre la Provincia y la Nación no son las mejores.

Las trasferencias resultantes del juego tampoco subieron tanto como el resto de los ingresos, sino que se elevaron solo un 10,9% señalando el atraso en el ajuste por inflación de los valores de las apuestas.

El resultado final es que los recursos de la Administración General subieron un 18,3% en lo que va del año.

El déficit fiscal no obstante fue de 9.894 millones en este período, creciendo un 19% respecto del 2011

Bajo estas condiciones, el año cerraría con un déficit cercano a los 15.000 millones de pesos.

 

Share Button
Powered by WordPress | Designed by: seo services | Thanks to credit repair, web design st louis and std testing